The Mindy Project 2×01: Lo nuevo y lo no tan nuevo se mezclan muy bien

The Mindy Project 2×01: Lo nuevo y lo no tan nuevo se mezclan muy bien

¿Qué posibilidades hay de que triunfe una comedia protagonizada por una mujer (o varias) intentando vivir su vida en la gran manzana? ¿Y si la mujer es ginecóloga, algo infantil, obsesionada con encontrar a su hombre y loca de la moda? La respuesta es muchas, muchas posibilidades.

spoiler-alert

Mindy Lahiri es la protagonista de ‘The Mindy Project‘, una serie que comienza su nueva andadura tras recibir las alabanzas del público y la crítica el año pasado. La mejor valorada es la protagonista, creadora y guionista de la serie: Mindy Kaling.
Después del éxito de la temporada pasada Mindy se ha asegurado de no bajar la guardia o dormirse en los laureles porque una de las grandes promesas para esta ‘premier’ de la segunda temporada era el nuevo personaje que, nada más y nada menos, estaría a cargo de James Franco. El resto del elenco se mantiene, y la trama, que la dejamos con Mindy yendose a Haití con su novio pastor (de almas, no de campo) continúa la misma linea.
Mindy y Haití no pegan mucho, todos en la ficción lo decían, pero ella, movida por su amor por Casey (Anders Holm) no se echa atrás. La temporada empieza con una pequeña introducción y descripción de como era su vida allí, visto desde el punto de vista de la propia protagonista en cartas -que parecen muy frecuentes- a Danny Castellano (Chris Messina), un personaje con el que tiene una química innegable, al mismo tiempo que vemos cómo de vuelta en Nueva York, Paul Leotard (James Franco) se hace un hueco en la clínica ginecológica, ocupando poquito a poco el lugar que Mindy dejó vacío. Tras el momento clave del capítulo: la proposición de matrimonio, ocurre lo inevitable, deben volver a la ciudad.

Leotard hace su entrada en la vida de la protagonista, tan dramáticamente como a ella le gusta, pero todo queda ligeramente apartado cuando nos enteramos de que Casey y Mindy pretenden casarse en este mismo capítulo… Cualquiera que haya visto la tele o leído algo en su vida sabía lo que iba a pasar, las bodas con prisas es lo que tienen, y la excusa de que tienen que hacerlo ya para volver a Haití no convence a nadie, menos, parece ser, al novio.
Que al final la historia vaya a continuar exclusivamente en Nueva York no es una sorpresa, sino más bien un alivio, cierta parte de mí tenía miedo de que intentaran arrastrar a Mindy durante más de un capítulo a vivir sin sus looks tan minuciosamente preparados o sin sus estrambóticos compañeros de oficina. Las apariciones de este ciertamente amanerado James Franco enfrentado a la recién llegada de Haití prometen un soplo de aire fresco, la complicada relación a distancia entre NY y el país de las Antillas y la nueva e inevitable separación de la pareja formada por Cristina (Chloë Sevigny) y Danny son solo unos escalones más para un posible acercamiento entre él y Mindy, aunque parece que este nuevo divorcio será un tema que arrastraremos todavía unos cuantos capítulos más.

¿Qué os ha parecido este comienzo de temporada? ¿Qué trama os apetece más?

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!