10 cosas que siempre recordaremos de ‘Buffy Cazavampiros’

10 cosas que siempre recordaremos de ‘Buffy Cazavampiros’

Hoy se cumplen dieciocho años desde el estreno en EEUU de ‘Buffy Cazavampiros‘, y aunque haya llegado a la edad adulta, la seguimos recordando. ¿Y vosotros? Hemos recopilado diez cosas que nunca olvidaremos de la serie.

1. Una protagonista femenina, real y luchadora

 

Joss Whedon ha hecho cosas mal, pero el crear el personaje de Buffy (Sarah Michelle Gellar) no es una de ellas. Es difícil encontrar una serie que no sólo tenga a un personaje femenino como protagonista y heroína, sino que sea mencionada en el título. La importancia de lo que representa Buffy es algo que debería recordarse siempre: una chica adolescente puede suspender algún examen o preocuparse por su pintalabios y aún así ser La Elegida para salvar el mundo. Buffy Summers no es perfecta, comete errores y sufre por el poder que posee, pero rompe con todos los estereotipos. Buffy es una mártir, un símbolo y un arma, pero más allá de ello, es humana, y eso es lo que hace que sea tan accesible y familiar – todas podríamos ser Buffy.

2. Los personajes femeninos

Aparte de Buffy, los personajes femeninos de esta serie son inequívocamente espectaculares y con mucha profundidad. No suele ocurrir que el trío de amigos que lucha contra algo (crímenes, monstruos, gobierno etc) tenga a dos chicas y un chico (en vez de tener mayoría masculina) como pasa con Buffy, Willow (Alyson Hannigan) y Xander (Nicholas Brendon). Tan sólo este detalle ya da mas representación femenina en personajes protagonistas a lo que acostumbramos, pero las demás mujeres en segundo plano no pierden su identidad a lo largo de la serie, como ha podido pasar en otras series.

Cordelia (Charisma Carpenter) es la perfecta chica mala de instituto americano que acaba siendo una adición perfecta al Scooby Gang (¡salvó a Ángel (David Boreanaz)!), la mezcla perfecta entre ironía, desconcierto y mala leche. Anya, la demonio redimida aporta mucha de su ironía (y relación con Xander) cuando Cordelia se va, pero su desconocimiento sobre el mundo humano la hace fascinante por mérito propio.
Joyce (Kristine Sutherland) es el contrapunto de su hija, y consiguen que nos interese su vida precisamente por ello. Protectora, amable, pero también imperfecta, no es un estereotipo de madre ideal pero si alguien a quien respetar, y mucho. Con la presencia de Dawn todo esto se multiplica, viéndose involucrada en la vida sobrenatural de su hija mientras cuida de otra adolescente.
Y por ultimo, Faith (Eliza Dushku), quizás el personaje más complejo de la serie, demuestra que ser una tipa dura en la televisión no impide que te encasillen en el rol de simple némesis.


3. Una relación lésbica sin clichés

 

Por separado, los personajes de Tara (Amber Benson) y Willow (Alyson Hannigan), son magníficos y complejos, pero su relación las marca mucho, como también lo hace a la serie. Fue una de las primeras relaciones entre dos mujeres en televisión, entre personajes importantes y no se recurrió a estereotipos fáciles que habrían diluido la importancia de sus sentimientos. A la vez que nacen nuevas emociones y deseos sexuales en la vida de Willow, también lo hace el interés por la magia, uniendo a las dos brujas en un momento esencial para ambas. Por restricciones de la cadena, al principio de su relación no podían ni darse un beso, y se recomendó a los productores que la desmantelaran del todo por probabilidad de problemas con la audiencia. Afortunadamente no hicieron caso a los avisos y cuando la serie cambió de cadena, su relación pasó a ser igual de visiblemente física que las de los demás. A pesar de la tragedia que enmarca a la relación, y lo problemática que actúa Willow cerca del final, el amor que los dos personajes sienten la una por la otra es muy realista, estable, y bonita, posiblemente una de las más funcionales de la serie.


4. El capítulo de ‘The Body’

Posiblemente una de las mejores actuaciones de Sarah Michelle Gellar en la serie, esta escena grabada de una toma, así como todo el capítulo de ‘The Body’ no será olvidado jamás. Si queréis llorar, volvedlo a ver, ¡pero estáis avisados!


5. El capítulo musical

 

Muchas series han tenido capítulos musicales, pero este en especial será uno de los más recordados por la genialidad de la trama y lo mucho que revela de algunos personaje. Después de que Buffy muriera por segunda vez, sus amigos la arrastraron de vuelta a la Tierra desde el cielo, intentando salvarla, y es en esta ocasión, a través de la música, cuando se lo confiesa. Es un paso importante para la protagonista, que es obligada a volver a su vida de cazavampiros incluso después de llevar a cabo su último destino – morir.

6. La experiencia del instituto Hellmouth

¿Qué mejor que el instituto como escenario donde ocurre el mal? Sí, hay fuerzas malignas y malvadas que residen bajo el colegio que provocan los males que Buffy tiene que destruir, pero a veces los males son totalmente humanos. Es completamente posible sentirse identificado con los adolescentes de Sunnydale High, que aunque tienen hobbies como irse a patrullar los cementerios a medianoche, también se sienten excluidos, tienen deberes y sus propios demonios, metafóricos y no tanto. La primera temporada nos presenta a estos males a través de los propios adolescentes, consumiéndoles, e incluso haciéndoles invisibles de tanto ser ignorados. Representar típicos problemas de chicos de instituto a través de criaturas malignas no sólo es una fiel representación, sino que asienta las bases de la serie: todos los males pueden ser conquistados. O algo así.

7. El cambio de trama más extraño de la historia a.k.a La Llegada de Dawn

El personaje de Dawn (Michelle Trachtenberg) está muy infravalorado, a pesar de las extrañas consecuencias que arraigó su presencia. Desafortunadamente, cuando vi esta serie de principio a fin ya sabía que Buffy tenía una hermana, pero no sabía ni dónde estaba ni cómo la meterían en la historia, tan concienzudamente cerrada y bien expuesta. Y sin embargo, lo hicieron. Te guste o no el personaje de Dawn (pienso que es una adición perfecta a la familia Summers y al grupo en general), seguramente no olvidarás ese final de temporada, cuando La Llave estaba en casa y tiene su primera discusión con su hermana como si llevara ahí toda la vida…

8. El capítulo de ‘Hush’

A Joss Whedon le dijeron que lo mejor de ‘Buffy…’ era el diálogo, ¿y qué hizo? Quitarlo. Y no sólo salió uno de los mejores capítulos de la serie, sino uno de los más reconocidos (por tener tiene hasta un Emmy). Con unos de los villanos más espeluznantes de todas las temporadas, así como la ausencia total de la voz, ‘Hush’ será siempre recordado como uno de los capítulos más terroríficos y graciosos (véase .gif) de la serie.

9. La armada Cazavampiros


La séptima y última temporada marca un antes y un después en el desarrollo de la serie, cambiando la dinámica y el tono por completo. Muchos no están de acuerdo con el desenlace, donde Buffy divide su poder para expandir por todas las posibles futuras Slayers del mundo, pero es un paso muy significativo, y cuanto menos inolvidable. Buffy seguirá (y sigue, en los cómics) salvando el mundo, pero de la mano de millones de chicas como ella que se merecen ese poder. Si yo hubiese visto esto cuando era pequeña, incluso la posibilidad de que me podría tocar a mi el salvar el mundo como Buffy hubiese sido increíble, y eso es justo lo que es la armada Cazavampiros.

10. Los geniales villanos

No sólo los Big Bad de cada temporada traían la chispa necesaria a la oscuridad de Sunnydale, porque los villanos secundarios dan muchísimo de si. Desde Spike (James Marsters) y Drusilla (Juliet Landau), la preciosa pareja inglesa con la típica dinámica de tipo duro + esquizofrénica, hasta Willow Oscura (¿también conocida como la mejor villana de la serie?), pasando por Glory/Ben, y el fantástico Angelus (David Boreanaz). Lo mejor de estos villanos es que son los más cambiantes y dinámicos – Spike y Angel no son siempre malos o buenos, y Willow tampoco, evidentemente. La serie es capaz de analizar cómo los humanos se hieren entre ellos y cómo la humanidad puede tomar distintas formas, dándonos un mundo oscuro y con cortinas de fondo muy atmosférico y muy guay.

 Y vosotros, ¿qué recordáis de Buffy? ¿Qué tal creéis que les sienta esa mayoría de edad? ¿No envejecen mal no? Si algo de esto no lo recordabáis, aquí os dejamos algo que seguro que sí lo haréis – la canción de la intro. ¿Nostálgicos?

 

10 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!