Final de la 3ª temporada de ‘Brooklyn Nine-Nine’

Final de la 3ª temporada de ‘Brooklyn Nine-Nine’

Hemos llegado al final de la temporada de Brooklyn Nine-Nine, una temporada que no ha hecho más que crecer. Vamos a comentarlo todos los detalles, incluso los más sensibles, así que cuidado, habrá spoilers.

spoiler-alert-1024x245
Comencemos por el final. Brooklyn, como su propio nombre indica, es una serie primordialmente urbana. La ciudad de New York, sus bajos fondos, sus avenidas, sus locales, todo ello forma parte de la serie. Incluso se puede notar en los interiores, como la comisaría. Es fundamental. Así que ese último plano, un mes después de lo sucedido con el mafioso de aspecto desconocido llamado Figgs, viene al pelo como contrapunto de lo que hemos visto hasta ahora.

brooklynPeralta (Andy Samberg) sale a recoger el periódico y saluda a su vecino, el Capitán Holt (Andre Braugher). Pero ni se llaman Peralta ni Holt. Falta por saber si Santiago (Melissa Fumero) o Kevin están con ellos, pero eso no es lo importante. Lo importante es que viven en unos suburbios de casas clónicas y jardín verde, en Florida. Se han desplazado desde la urbe hasta los exteriores. Ya no son esos policías que hemos conocido. Ahora están en peligro, bajo protección de testigos, habitando de forma clandestina. El cliffhanger de qué pasará con nuestros amados (a estas alturas ya sí, se respira esa emoción en el ambiente, cuando celebran la captura del clan del mafioso en el pub) personajes. Antes de ello, una anomalía en la sit-com.

Dentro de lo hibridado que se ha vuelto todo, la falta de clasicismo y de conceptos cerrados, Brooklyn Nine-Nine llevaba hasta ahora cierto estereotipo, muy digno, eso sí, en su ADN. Personajes más o menos planos, clichés reproducibles hasta el hartazgo pero funcionales, ligeras salidas del tiesto. Sin embargo, en el tramo final de la temporada, la sit-com parece haber dado paso a una investigación, una trama mejor dicho, policial menos descafeinada, con sus giros de guión bien colocados y su expansión del universo cómico de los personajes (Rosa (Stephanie Beatriz) y su apartamento es una grandeza del último capítulo).

brooklyn4

brooklyn5

brooklyn6La aparición de Adrian Pimento, el siempre enorme Jason Mantzoukas, tras años infiltrado en la mafia, da paso a una serie de distorsiones en el universo por lo demás calmado de la comisaría. Rosa se enamora perdidamente de un tipo bastante tarado, a lo Goodfellas, y los demás deben unirse para ayudar, primero, a superar los problemas de Pimento y, segundo, resolver quién quiere matarlo. Las reuniones clandestinas y las misiones planeadas con pelusas sirven como pegamento para todo el grupo, para unirlos por fin en una trama más o menos unificada que da la sensación de cohesión y ayuda, ya lo decía antes, a ver las dinámicas entre ellos y a aprender a amarlos como conjunto.

También se dividen. De hecho, Santiago acaba infiltrada en una presión, muy lejos de su zona de confort. Quizá dos capítulos que por separado funcionan, pero que juntos demuestra aun esos convencionalismos de sit-com: en el primero, Santiago es una mujer dura y decidida a la que no le importa partirle la crisma a Peralta por mezclarse con el resto. En el segundo, vuelve a ser la mujer un tanto frágil de antes. En el último capítulo, su trama junto a Boyle (Joe Lo Truglio) ayuda a planificar un futuro para las relaciones en la serie (Boyle con un bebé en camino, Santiago decidiendo mudarse con Jake), pero lo realmente interesante, la acción central, sucede con el resto de los personajes.

La aparición de Pimento, en un primer momento, parecía una inclusión más al grupo. Pero Brooklyn ha sabido mantenerse fiel a sí misma e ignorar tentaciones extrañas. Sigue demostrando, gracias a estas mutaciones que alteran todo para que todo siga siendo igual, la capacidad de un género que se toma tan poco en serio a sí mismo para regalar entretenimiento y conseguir llegar a cotas donde otros o no llegan o llegan con menos gracia y acierto.

brooklyn2brooklyn3

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!