Finale de la segunda temporada de ‘The Shannara Chronicles’: To be continued?

Finale de la segunda temporada de ‘The Shannara Chronicles’: To be continued?

The Shannara Chornicles‘ llega al final de su segunda temporada con muchas dudas, ¿será el final de la historia? ¿Veremos más a nuestra querido Ivana Baquero caracterizada como la increíble Eretria? Hablemos de cómo ha ido la temporada y cuáles son las posibilidades de una tercera edición de la serie.

Si nos hubieran preguntado al comienzo de la serie y al comienzo de esta segunda temporada, las teorías sobre la posible longevidad de esta serie serían totalmente dispares en esos dos espacios de tiempo. El hype inicial que teníamos cuando se estrenó por primera vez era inmenso. Lleno de actores que apreciamos y con una trama fantástica de lo más ambiciosa, la cosa pintaba maravillosamente bien. Desgraciadamente, esa emoción y el seguimiento que tuvo durante su primera temporada se fue desinflando. Incluso aunque ambas partes han sido breves, de 10 capítulos, facilitando el seguir la historia que con más fascículos se hubiera hecho muy pesada. Es sin duda mucho el nivel de profundidad que hay en el mundo fantástico como para entenderlo todo de golpe, pero permitiéndonos a nosotros mismos cierto nivel de ‘no sé qué es o qué quiere decir eso’, era bastante fácil seguir el hilo. Esto es una máxima que han conseguido mantener en la segunda temporada de la serie, a pesar de que muchos temían que el retraso en emitirla (por la complicación que debe tener filmarla) y el cambio de cadena podría hacerle mal.

Esta segunda temporada, con Amberle (Poppy Drayton) fuera de escena tras haberse convertido en el alma de Ellcrys, Wil (Austin Butler) y Eretria cogían todo el peso del protagonismo. La eterna secundaria Malese Jow, en el papel de Mareth, llegaba a poner ese algo que perdimos con la marcha de la princesa elfa. Y ole, ole, ole, qué bien le ha venido a la serie. Poppy Drayton, a pesar de ser un personaje fantástico y estoy segura de que una chica encantadora, era el pie cojo de los tres protagonistas. Para vender una serie como esta hay que asegurarse de que los actores son creíbles. No era el caso.

Así que con Mareth ocupando el puesto vacío de mujer poderosa protagonista hemos empezado una trama en la que una vez más el mal estaba apunto de hacerse con los reinos de esta tierra postapocalíptica. Un mal que no es nuevo, sino que ha sido “anunciado” a lo largo de toda la primera temporada, cuando hemos conocido a Wil y su historia familiar. Se planea la vuelta del Warlock Lord, a quien ya consiguió vencer Shea Ohmsford (Jarred Blakiston), el padre de Wil.

Y sin los típicos sí pero no y no pero sí que nos encontramos en las series de más volúmenes de capítulos, el Warlock Lord volvió. Y uf, estabámos definitivamente LIVING por un Manu Bennet contra Manu Bennet. Ha sido un placer desde el principio contar con este actor en el personaje de Allanon para convertir la serie en algo más serio que lo que podría haber salido sin él. Verle luchar contra sí mismo en la forma del druida bueno y el druida malo ha sido fantástico y definitivamente algo por lo que merece la pena la temporada.

Pero si por algo estamos realmente emocionados es por el esplendor tan obvio de inclusión que ha habido en esta segunda temporada. Tanto racial como sexual, en esta temporada hemos visto un poco todo lo que queremos ver en una serie como base, y no ha resultado en absoluto forzado, cosa que sí que ocurre con tantas otras.

Finalmente hemos visto un romance para Eretria, que se reconfirma como bisexual después de la paliza que le dieron a la pobre la temporada pasada entre Wil y Amberle. Se confirma que le gustó Wil al mismo tiempo que clama su amor por Lyria (Vanessa Morgan), otro de los nuevos personajes que si bien resultó muy cansino durante toda la temporada, ha acabado de una manera interesante. Estamos deseando verla ejercer como reina de Leah.

También cosas tan sencillas y que pasan tan desaparecibidas como los colores y las elecciones musicales, todo pensado al detalle, han conseguido conquistarnos poquito a poquito. La fotografía de esta serie es, sin ninguna duda, de lo mejorcito que tiene.

Y volviendo a los personajes, Wil ha tenido su oportunidad de rehacer su vida junto a Mareth, que en estos 10 capítulos se ha convertido en huérfana, druida, heredera de los elfos y Arborlon, y se ha echado un churri. La tía no pierde el tiempo.

A solo ocho minutos del final de la temporada, cuando parecía que todo había terminado para Wil, algo que costaba mucho creer, han hecho un extraño In Memoriam al más puro estilo de los Oscars y por unos minutos realmente resultó creíble que el personaje principal de la serie hubiera muerto. Gracias a dios, y como manera de mantenernos emocionados por si hay tercera temporada, hemos visto que no es así, que se ha despertado en medio de un mar de cadáveres y, por supuesto, en inminente peligro. Las palabras ‘To be continued‘ han aparecido en pantalla asumiendo como confirmado algo que no es tal. No hay ninguna confirmación oficial de que habrá tercera temporada de esta serie que durante su emisión ha ido incluso apilando capítulos al más puro estilo serie española y que ha perdido el 75% de su audiencia en el cambio de cadena.

The Shannara Chronicles‘ es una serie que rezuma caro. No puede ser barato grabar en Nueva Zelanda, tener esos increíbles decorados y maquillajes y tener todo el montaje digital que tienen a posteriori. No es una serie tonta fácil de producir como pueden ser tantas otras de la misma cadena o de otras. Así que a pesar de ese anuncio al final de la temporada, nosotros no estamos tan seguros de que una tercera temporada esté sobre la mesa, a pesar de que, evidentemente por otro este recap/crítica en el que no hemos hecho más que alabar, queremos que vuelva.

Así que esperamos vuestra opinión y teorías sobre lo que podría pasar ahora, ante la duda de si podremos ver o no una tercera temporada de esta serie. ¿Es mejor dejarla aquí y evitar que la estropeen el próximo año con más líos que no se han introducido de momento? ¿O creéis que nos merecemos más Wil Ohmsford en nuestras vidas?

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!