Glee 5×02: Demi Lovato llega pisando fuerte

Glee 5×02: Demi Lovato llega pisando fuerte

La segunda semana de homenaje a Los Beatles nos trae personajes nuevos, sueños cumplidos y cubos de slushies. Si aún no has visto lo nuevo de ‘Glee’ ten cuidado porque este post contiene spoilers.

Este capítulo era esperado por mucha gente debido a la incorporación de Demi Lovato a la serie desde el anuncio de su fichaje en agosto. Su personaje, Dani, es el nuevo interés amoroso de Santana (Naya Rivera) que trabaja con ella y Rachel (Lea Michele) en el restaurante aunque a partir de ahora también se les une Kurt (Chris Colfer), que no tiene dinero para su nueva banda puesto que Carrie Bradshaw Isabelle no le paga por su trabajo en Vogue, aunque para viajar de NY a Ohio capítulo si, capítulo no algo debe de tener, porque en autostop dudo que vaya.

Volviendo al debut de Lovato, puedo decir que el personaje me gusta (me gustaría igual aunque hiciese de árbol de fondo), pero su relación con Santana fue demasiado rápido, de rellenar ketchup pasamos a besos en la puerta de casa, hubiese estado mejor si se lo tomasen con más calma e ir enamorándose poco a poco a cada capítulo, haciendo más maravillosos duetos como el que nos dejaron hoy con ‘Here Comes The Sun’, personalmente, espero que Demi decida quedarse por más de seis capítulos y tenga una historia fuerte no solo con Santana, si no con su propio personaje.
Pero aquí todos conocemos cómo es ‘Glee’, lo hace todo corriendo y luego le sale mal, lo que nos lleva a otra pareja formada hoy, esta vez por Sam (Chord Overstreet) y la enfermera Penny (Phoebe Strole), que más que enfermera parece recién salida de un manicomio. Estoy a favor de que incluyan nuevos personajes y nuevas voces, pero deberían pensarse mejor en hacer que se enamoren de forma más realista y bonita, con los pequeños detalles y flirteos porque os digo yo que Artie (Kevin McHale) y Kitty (Becca Tobin) van a durar más bien poco, aunque ahora Kitty sea una santa, actitud que cambió sin explicación alguna.

 De lo que también me he dado cuenta es de que tienden a repetir historias ya pasadas, aparte de Artie saliendo con otra animadora (antes fue Brittany (Heather Morris)), la nueva chica mala Bree (Erinn Westbrook) vuelve a ocupar el lugar de Kitty que antes fue de Santana y Quinn (Dianna Agron), es como un desfile del mismo personaje con actrices distintas, porque de todos es sabido que Bree acabará formando parte del Glee Club para las Nacionales, y si no al tiempo.

  

Tina (Jenna Ushkowitz) ha gozado de un protagonismo inusual para su personaje, y aunque se haya coronado como Prom Queen su personaje sigue siendo maltratado y eso no ayuda a que llegue a cuajar con los que vemos la serie, su actitud de diva no encaja con ella y ni el cubo de granizado que le tiraron encima fue algo gracioso, de hecho todo lo que les dijo a sus compañeros en la sala del coro creo que fue lo que muchos querríamos decirle a Ryan Murphy, que espabile y le encuentre un lugar en el mundo, que conste que me dio mucha pena durante su discurso y cuando la cortaron en medio de su actuación.

 De todas formas el episodio nos dejó una muy buena noticia, Rachel consiguió el papel en Funny Girl, no estoy muy entusiasmado de escuchar las canciones de la obra pero me alegro mucho de que lo haya logrado, sobretodo porque la Rachel de esta temporada se parece más a la Rachel de siempre y no a la Rachel pedante e idiota de la temporada pasada. Por lo menos tiene una buena noticia antes de que descubra que Finn (Cory Monteith) se ha ido para siempre en el capítulo de la semana que viene, que preveo que va a ser muy duro, tanto para ellos como para nosotros.

  

Lo más curioso de ‘Glee’ es que sabe lo que está haciendo mal y lo dice en cada capítulo a través de Sue Sylvester (Jane Lynch), el único personaje adulto que sigue dando de qué hablar y tras cinco años sigue intentando destruir pero no destruir el Glee Club, no, yo tampoco lo entiendo, y tampoco entiendo que los no-tan-nuevos ascendieron a regulares pero en los dos capítulos que llevamos apenas abrieron la boca ni cantaron a excepción de Kitty, veremos que nos depara el resto de la temporada.

Por último mencionar el tema de Los Beatles, yo no me considero fan de ellos, es cierto que conocía bastantes de las canciones versionadas de estos dos capítulos y desde mi punto de vista han hecho buenas covers y buenas actuaciones, pero he leído que mucha gente está descontenta con el resultado, que no les hicieron justicia, eso ya no lo sé, si ahora estás leyendo esto y te gustaría compartir tu opinión aquí abajo con nosotros estás totalmente invitado/a a ello! A mí en general me ha gustado mucho el capítulo, a pesar de todo lo que mencioné, destaco el dueto entre Demi y Naya y la versión de “Let It Be” al final del episodio.

No obstante sigo apoyando mi teoría de que deberían centrar la acción totalmente en Nueva York y centrarse más en las tramas adultas, aunque tengan que trasladar a los más jóvenes a un colegio en la Gran Manzana porque el McKinley cerró, he visto cosas más subrealistas que eso.

  

Aquí abajo os dejo la promo del capítulo de la semana que viene: “The Quarterback” dedicado a Cory Monteith, tan sólo son 33 segundos, 33 segundos en los que se te rompe el corazón en pedacitos muy pequeños.

 Rubén (@houjack)
Rubén
Rubén
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!