Glee 6×11: La primera y última competición de New Directions

Glee 6×11: La primera y última competición de New Directions

Tristemente acabamos de presenciar lo que marcará la última competición de New Directions, a falta de saber si en los dos últimos capítulos -que se emitirán la semana que viene- podremos visualizar su victoria en las Nationals.

 spoiler-alert

El final definitivo de ‘Glee‘ está a la vuelta de la esquina, tan tan cerca que es inevitable que mi cabeza se llene de recuerdos de temporadas pasadas, recuerdos que empiezan a hundirme en la depresión y que se ven alentados por todas las cosas que han pasado en este capítulo, sobre todo el final, porque no señores, los flashbacks no ayudan, no ayudan en absoluto.

Pero empecemos por el principio, porque esta semana hemos tenido una muy agradable sorpresa que lleva por nombre Jesse St James. ¡Así es! Ryan Murphy nos ha escuchado por primera vez en tres temporadas y ha traído de vuelta al gran personaje interpretado por Jonathan Groff para poner la vida de Rachel Berry (Lea Michele) patas arriba por última vez. O casi.

A pesar de haber a aparecido en relativamente pocos capítulos, Jesse es uno de los personajes que más ha evolucionado, parece que los días en los que era el principal antagonista de la serie quedan ya muy atrás y se le perdonó todo lo que le hizo a Rachel cuando ambos eran líderes de sus propios Glee Clubs. Probablemente ayude el hecho de que Michele y él son íntimos amigos en la vida real, pero todos estábamos deseando verle de nuevo en ‘Glee‘ junto a ella y Ryan Murphy nos lo ha concedido, ya iba siendo hora de hacer algo bien, ¿no os parece? Además, su entrada en escena fue típica de él, interrumpiendo a Rachel en una canción y acompañándola en el resto, la última vez fue en ‘Rolling In The Deep‘, y ‘Listen To Your Heart‘ ha estado a la altura, pero ¿acaso existe alguna canción que cantada por ellos se convierta en algo maravilloso? Creo que hasta ‘Give Me Everything Tonight‘ de Pitbull sonaría increíble. Con eso os lo digo todo.

De todas formas, todos sabíamos que Finchel eran ‘endgame‘ desde el primer momento, da igual las veces que cortasen, pero tras la pérdida de Cory Monteith (al que todavía recordamos con infinito cariño y mucha tristeza), Jesse era la mejor opción para Rachel. Con esto no quiero decir que soy anti-Samchel, ya he comentado en anteriores posts que estaba a favor de esta relación, pero lo que no me gusta es que hayan jugado con él y con ella si ya sabían desde un primer momento que St Berry iba a ser una realidad, porque eso ha quedado bastante claro tras este capítulo. Y menos cuando Sam (Chord Overstreet) ha estado ayudándola tanto últimamente. Pero bueno, no creo que este tema trascienda mucho más, tampoco es que quede mucho tiempo…

Sin embargo, la reaparición estelar de Jesse y la decisión de Rachel de continuar sus estudios en NYADA, la trama principal del capítulo fueron las Sectionals, ¿no os ha parecido muy triste ver actuando a New Directions por última vez en una competición? La verdad es que no fui consciente de que iba a ser la última hasta que ganaron el trofeo. Y fue exactamente en ese momento cuando los ‘feels‘ me atacaron cruelmente.

¿Os fijasteis en Rachel y Will (Matthew Morrison) abrazándose? ESTE momento señores, este momento me hizo mucho daño.

Porque no hacían ni falta los flashbacks del final, enseñándonos todos los momentos ganadores de New Directions a lo largo de los años, en mi cabeza ya estaban pasando y fue un momento muy feliz y triste, todo a partes iguales. Feliz por recordar lo contento que me sentía cuando ganaban -incluso más que ellos- y le daban con un canto en los dientes a todos aquellos les llamaban perdedores (sí, esto se traslada perfectamente a la vida real), y triste porque fui consciente de que era la última vez que íbamos a ver todo esto, que ‘Glee‘ se acaba la semana que viene y que ya no hay vuelta atrás.

El ‘setlist’ me pareció una elección muy adecuada, ‘Take Me To Church‘ encaja muy bien al tono de voz de Roderick (Noah Guthrie) y ‘Chandelier‘… bua ‘Chandelier‘, esta sí que sonó perfecta gracias al pedazo vozarrón que tiene Laura Dreyfuss; y estoy prácticamente seguro que el fichaje de Myron (J. J. Totah) fue pensado desde el principio para emular a Maddie Ziegler en esta canción. FIJO. Momentazo, por cierto.

Además, Kitty (Becca Tobin) es una maravilla, se adapta a todo lo que le pongas por delante y destaca en ello, porque tuvo solos en las tres canciones, mientras que los Warblers permanecieron siempre en un segundo plano, pero aportando siempre su toque característico, tanto a la entonación de las canciones como al baile en general.

Y esto es todo… penúltimo recap de ‘Glee‘, y aprovecho para deciros que todos los días de esta semana publicaremos un post homenaje recordando los mejores momentos de ‘Glee‘, será como nuestra pequeña despedida personal a esta serie que nos dio tanto durante tantos años.

Y por último, he de deciros que no estoy emocionalmente preparado para el final de la semana que viene, así que ya os aviso que la próxima vez que nos leamos estaré en modo depresión total, aunque me imagino que todos estaremos más o menos igual. Y la promo tampoco ayuda mucho a la causa…

        

FINALE PROMO :(((((((

9 comments
Rubén
Rubén
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!