Refugiados 1×05: Los amantes del pasado y del futuro

Refugiados 1×05: Los amantes del pasado y del futuro

Una semana más, un nuevo capítulo y esa cabecera que cada vez nos gusta más. Si todavía no has visto el cuarto capítulo de la serie, sigue leyendo cuando lo hayas hecho para evitar ‘spoilers’.

Las sospechas sobre Sam (Will Keen) no hacen más que aumentar, al igual que nuestra empatía por el personaje. No sólo encubre a Álex (David Leon), que ya se ha convertido en el nuevo miembro de la familia, sino que cuando su hija pregunta qué pasa “si papá no vuelve”, Emma (Natalia Tena) responde que tienen a Álex, lo que hace que inevitablemente sintamos pena por el pobre Sam. Emma es lo que más mueve las tramas, junto con Álex, con lo cual el terreno que nos han ido preparando para verlos juntos no hace más que removerse y reafirmarse.

También debemos decir que este triángulo amoroso que se ha formado, y del que Sam empieza a ser consciente (en parte gracias a las tácticas de paranoia del policía), es lo que más cautiva nuestra atención; y parece que es en lo que se va centrando la trama. La negativa del pueblo a los refugiados sigue presente, pero no hace tanto ruido como para ser protagonista, al menos no tanto como el triángulo amoroso y el asesinato; quizás incidiendo más sobre la parte de ciencia ficción en vez de incluir a Álex en tramas que funcionarían igual aunque éste no fuera del futuro sería una baza interesante. Lo mismo ocurre con la hija adolescente que quiere escaparse con su amor, al que sus padres rechazan; está bien, pero funcionaría igual sin que éste fuera un refugiado.


La trama del cadáver se va solucionando, diluyéndose así el suspense planteado en un principio. No sólo se identifica el cadáver de Lucas, sino que tienen una foto de éste con Emma. Óscar (Jonathan D. Mellor) y Luis (Ken Appledorn) incluso se vuelven agresivos; ¿quizás se les esté yendo de las manos el énfasis con el que llevan la investigación?

Los vecinos comienzan a considerar a la familia Cruz una amenaza; se hacen más palpables las tensiones creadas a raíz de la llegada de los refugiados, lo cual nos pone en alerta de cara a nuevas tramas, acusaciones y más acción. Por otra parte, la fuga de la hija de estos vecinos, Sofía (Charlotte Vega), con uno de los refugiados no ayuda a calmar el ambiente.

Por último, el dramón del final: el aborto de Emma; podemos suponer que como consecuencia del forcejeo con Luis y Óscar; lo cual nos hace preguntarnos inmediatamente, ¿quién es el supuesto refugiado hijo de Emma? Éste dice ser hijo de Álex y Emma y tras la furia de Álex ante tal afirmación, se retracta. ¿Cuándo miente? ¿Es hijo de Álex de verdad? Lo que ha quedado claro es la posición de Emma al respecto justo en ese momento, y no hace más que reafirmarse con el beso final, del que es testigo Ani.

El avance del capítulo siguiente nos descubre que la hija de la familia Cruz desaparece, y con tantas historias abiertas, no podemos dejar de prestarle atención a todas y cada una de ellas. ‘Refugiados’ nos mantiene enganchados; aunque echamos de menos un poco más de escenarios relacionados con el futuro y a pesar de su descenso de audiencia.

Así nos hemos quedado, hasta el próximo capítulo. ¿Qué te está pareciendo la serie?

Elisa, @elisapz

Elisa
Elisa
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!