True Blood 7×10: ‘Thank You’

True Blood 7×10: ‘Thank You’

Esta semana toca decirle adiós a una serie que nos ha acompañado durante siete veranos. Se acaba ‘True Blood’ y no podíamos dejar de comentar esta curiosa finale con vosotros. Si no lo habéis visto por favor no sigáis leyendo porque os encontraréis con numerosos ‘spoilers‘.
spoiler-alert

¿Por qué el último capítulo de la serie ha girado en torno a la muerte de Bill (Stephen Moyer)? No me ha parecido un final de serie digno para una ficción con siete temporadas a sus espaldas, tal vez en un final de temporada sin más hubiera sido aceptable.

En una finale que esperábamos, al menos yo, llena de acción y muertes el capítulo ha sido una total decepción. Nos hemos tenido que conformar con ver como un ‘badass’ Eric Northman (Alex Skarsgard) ha resuelto la trama de la Yakuza en un pis pas y finalmente Pam (Kristin Bauer van Straten) y él han comercializado la ‘New Blood’ por su cuenta mientras se hacen millonarios explotando a Sarah Newlin (Anna Camp), que tiene uno de los finales más crueles que he visto nunca. Bien, ellos ganan la partida y se convierten en los empresarios exitosos que siempre han sido.

tb1En Bon Temps solo hay lugar para llorar a Bill Compton que le pide a Sookie (Anna Paquin) que acabe con él con sus super poderes de hada que solo puede usar una vez pasando a ser humana con lo cual también quedaría a salvo de todos los que quieren su super sangre. Mientras Sookie se lo piensa Bill y Jessica hablan de como el vampiro nunca conoció al hombre que se casó con su hermana y Jessica (Deborah Ann Woll) no piensa otra cosa que casarse ese mismo día con Hoyt (Jim Parrack). Hay que hacer hincapié en que Hoyt no recordaba a Jessica hasta el día anterior y de repente está más que dispuesto a casarse con la vampira. No podemos negar que True Blood siempre ha tenido un poder inusitado para hacernos quedar con cara de tontos y no para bien, sino porque ha habido demasiados sinsentidos a lo largo de sus siete temporadas pero creo que esto, siendo la series finale, se ha llevado la palma. Sinceramente no sé qué me esperaba, porque tenía claro que no iba a ser el final que me gustaría pero es que tampoco he visto un final que me convenza.
tb2

Lo reconozco, hicimos un post de “¿Quién morirá?” y prácticamente no hemos acertado nada pero, sinceramente, ¿podéis culparnos?. Tras todo un capítulo, no un capítulo sino una finale, viendo cómo Sookie se devanaba los sesos pensando que hacer parece que se decide pero no, no puede matar a Bill, al menos no a costa de perder su condición de hada. ¿No será que la sureña quiere seguir teniendo vía libre para oír los pensamientos de la gente? Finalmente, para no querer matar al amor de su vida Sookie decide hacerlo de la manera más desagradable posible aunque muy clásica, al estilo Buffy; estaca en el corazón y a llorar al vampiro Bill. El señor Compton no se ha ido, eso sí, sin darnos el motivo por el que quiere conocer la muerte verdadera y es que después de 175 años cree que debe someterse al ciclo de la vida. ¿Los guionistas de la serie eran conscientes de que casi todos sus espectadores odiaban a este personaje y dificilmente alguno habrá sentido pena por su muerte? Entendería un capítulo dedicado a Eric o a Sam (Trammell), por ejemplo, incluso a Sookie que tampoco es muy amada por los fans pero a Bill no.
tb3

En líneas generales vemos como todos los personajes acaban bastante felices y la mayoría con hijos. Sin embargo he echado de menos una despedida más extensa de algunos como Lafayette (Nelsan Ellis) o más minutos en pantalla de Eric en una finale que ha parecido preocuparse más por otras cosas que por darle a los fans un buen final. Siempre pensé en algo mucho más sangriento y descorazonador para una serie que nunca se ha andado con chiquitas y me da verdadera pena que hayan reculado en el final para dejar a los fans con buen sabor de boca. Alan Ball, ¿cómo es posible que después del considerado como uno de los mejores finales de series como fue el de ‘A dos metros bajo tierra’ ahora nos des uno de los que se recordarán por su simpleza y falta de carisma?

True Blood ha sido una serie llena de altibajos que en sus inicios sorprendió por su irreverencia, por atreverse a tratar los temas más controvertidos dándoles además un toque de fantasía y surrealismo al que pocas se han atrevido y es que la marca de HBO se nota. De unas primeras temporadas que nos mantenían pegados al asiento pasamos a perder un poco la cabeza y a vagar entre sexo vampírico sin sentido, organizaciones religiosas anti-vampiros, brujas vengativas españolas (encarnada por la tía Petunia, más perturbador aún) y demás criaturas sobrenaturales hasta llegar a los vampiros enfermos. En el camino nos hemos reído mucho y ha habido momentos de verdadera tensión que hacían la serie francamente interesante. Nunca debemos pensar en una serie y recordar una finale insulsa y es por eso que os propongo que nos comentéis qué momento de ‘True Blood’ ha sido vuestro favorito a lo largo de las siete temporadas.
tb4Sin más, solo nos queda levantar nuestra ‘Tru Blood’ en honor a la serie que nos ha entretenido los veranos durante los últimos años y que a pesar de los peros que pueda tener nos ha hecho disfrutar de lo lindo con una buena historia de fantasía.

A continuación podréis ver un pequeño “detrás de las cámaras” en el que los actores comentan sus sensaciones respecto al final de la serie.

6 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!