Crazy Ex-Girlfriend 3×12: Trent te abre los ojos

Crazy Ex-Girlfriend 3×12: Trent te abre los ojos

Esta serie ha tenido uno de los crecimientos más sorprendentes que hemos visto. ¿Os acordáis de cuando Rebecca (Rachel Bloom) era básicamente lo que hemos visto hoy de Trent (Paul Welsh) y nos parecía gracioso? Nos construyeron una serie a base de locura divertida y nos encontramos ahora con una historia emocionante, que da miedo, que te hace replantearte cosas. Hablemos de ello.

Todo iba tan bien… la pasada semana llegamos a pensar que por una vez la serie tendría un bonito final de temporada con Rebecca pudiendo comenzar una relación sana y estable con Nathaniel (Scott Michael Foster), después de que este se ofreciese a terminar su relación con Mona (Lyndon Smith). Pero no ha sido así, en vez de eso hemos visto cómo Trent llegaba a escena para chantajear a Rebecca y comenzar una relación. Nathaniel lo ha visto y esto le ha llevado a volver a intentarlo con Mona, una relación en la que parece que solo estaba porque en el papel era bonita. Ahora ambos se dan cuenta de que, por su historia familiar, parece que están destinados a tener matrimonios mediocres y quieren intentarlo. ¿Pero qué estaban haciendo antes de esto? Vale que él no tenía interés en ella, pero ¿qué interés tiene ella? ¿Ves que un tío se está tirando a una ex y decides seguir con él y, encima, cuando te confirma que te está poniendo los cuernos porque le tiendes una trampa quieres darle una segunda oportunidad? Es que hasta la doctora Akopian (Michael Hyatt) le dice que por favor deje a este tío (¿sabrá que es el mismo que el de Rebecca?). Personalmente no he entendido esta trama.

Pero es que todo lo ocurrido en el capítulo parece haber salido al final para perjudicar a la aparente estabilidad emocional de Rebecca. Si bien no ha querido reabrir la herida cuando Nathaniel le ha dicho que le vio con su novio, tampoco ha querido confesarle a Paula (Donna Lynne Champlin) que la mintió para conseguir su ayuda. Está hiriendo a las personas a las que más quiere y, ¿por qué? ¿Es eso de lo que se da cuenta en esa última escena en la que se desliza por el respaldo de la silla en gesto triste?

Por último, Valencia (Gabrielle Ruiz) sigue con su negocio y se da cuenta de que lleva mucho tiempo despreciando a sus amigos, ¿por qué nadie le dice que se pire ya de West Covina y se busque la vida fuera para poder apreciar después su pueblo? Es lo lógico en estos casos. Es normal estar harto de tu pueblo si no te da lo que necesitas. Siempre puedes volver después, el pueblo no es una persona, siempre va a estar ahí. Y no decimos esto para faltar el respeto a Valencia, personaje al que adoramos y más ahora que por fin le dan algo de profundidad, sino porque queremos que avance en algo más que en darse cuenta de su sexualidad. ¿O solo admira a su nueva novia porque conoce a gente famosa?

¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo? A solo un episodio del final de la temporada, ¿qué pensáis que hemos ganado y perdido en estos 13 episodios? Al haber profundizado tanto en temas tan serios, muy necesarios, nos preocupa que la serie no haya sido capaz de mantener el nivel cómico que tenía en las dos anteriores temporadas, ya que incluso las canciones han bajado de nivel y no son tan divertidas. ¿Habrá cuarta temporada? Hace ya dos años que Rachel Bloom aseguraba que el plan inicial de la serie era al rededor de 4 años de recorrido, por lo que podríamos ver una tirada más para poner fin a la serie como estaba planeado… y nos parecería fantástico. ¿Qué pensáis vosotros?

¡Nos vemos la semana que viene en la finale!

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!