Once Upon a Time 6×17: True love

Once Upon a Time 6×17: True love

Una semana más estamos aquí para comentar lo último de ‘Once Upon a Time’. Ya queda poco para el final de temporada pero las tramas siguen sin dejarnos intrigados. ¿Comentamos?spoiler-alert

Ya sabemos de sobra que en esta serie son expertos en sacarse cosas de la manga, pero aún así no dejan de sorprendernos. El último episodio gira en torno a los favoritos de la audiencia: los charming.

Sí, tenemos 40 minutos para disfrutar de ellos, tanto en el presente como en el pasado. Resulta que Snow (Ginnifer Goodwin) y Charming (Josh Dalas) consiguieron romper la maldición hace unos cuantos años durante un rato gracias a una flor que nace cuando hay maldad. Sí, absurdo.

La historia nos enseña cómo ellos sacrificaron su propia felicidad para que todo Storybrooke algún día pudiera también despertar y ser felices viviendo sus vidas. Aún así, consiguieron ver a Emma (Jennifer Morrison) un ratito antes de borrar su memoria.

Gracias a este flashbacks podemos matar dos pájaros de un tiro. Primero, Hook (Colin O’Donoghue) consigue volver a casa gracias a la flor, que ha vuelto a aparecer con la llegada de the Black Fairy (Jaime Murray). De hecho, es tan mala que floreció un campo entero. Pero Hook no estuvo perdiendo el tiempo en Neverland. Casualmente, Tigrilla estaba por ahí y ha oído hablar de la leyenda de “la salvadora”. Nadie puede viajar entre reinos pero las justas de Emma traspasan fronteras.

De hecho, la joven no podía viajar pero tenía justo lo que necesita Emma para derrotar a the Black Fairy de una vez por todas, aunque no sabemos exactamente qué es.

¿De verdad tan fácil va a ser derrotar a la villana que se supone que es la cumbre de la maldad? ¿Va a llevarles cuatro capítulos? Por favor.

Siguiendo la línea de los últimos episodios, la atmósfera en este último rebosaba true love aunque no fuera necesario. Parece ser que todo el pueblo se va a aliar para luchar contra el mal y que así Emma venza de una vez por todas. Cero entusiasmo siento ante esta revelación. Menos aún que con el misterioso objeto capaz de derrotar a the Black Fairy.

Se avecina un final de temporada en el que todo acabará maravillosamente, casando con un adecuado cierre para la serie en la que las familias al fin podrán vivir una vida sin maldiciones y sin colores oscuros en sus corazones. O eso esperamos, despedir para siempre esta serie que ha perdido el sentido hace tiempo y que solo rellena minutos con tramas repetidas e historias absurdas.

The Black Fairy podría ser un gran personaje pero está siendo desaprovechado de una manera terrible. Podríamos haber visto lo mala qué es y la clase de cosas que hace, pero en su lugar nos enseñan otra vez qué buenos son los Charming y cuánto se quieren, y cómo Emma y Hook son iguales o peores.

¿A vosotros os ha gustado el episodio? ¿Tenéis ganas de que acabe la temporada u os está gustando?

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!