Orphan Black 5×02: Falsa paz

Orphan Black 5×02: Falsa paz

Basta de huir. Al menos esa es la decisión que ha tomado Kira, harta de ir arrastrada de aquí para allá. Parece que Rachel tiene la sartén por el mango. ¿Comentamos los acontecimientos?

‘Orphan Black’ ha repetido sistemáticamente, en cada temporada, la trama de huida, siempre orquestada por nuestra Sarah (Tatiana Maslany), con el único fin de proteger a su hija Kira (Skyler Wexler), aunque en ocasiones casi era más para protegerse ella misma. Así pues, estando ya en la quinta temporada, era ya hora de que cesasen las escapadas. La pequeña ha dicho ya basta, lógicamente cabreada, y en parte es cierto que la pobre tiene derecho a saber qué la hace especial y por qué es así. Esto puede plantear tramas interesantes en un futuro muy próximo.

Eso sí, si hay algo que esta serie hace casi siempre de forma maravillosa es planificar huidas que nos dejan patidifusos. Esta vez han sacado a la niña de la escuela jugando al despiste y el engaño y usando el sempiterno método de los disfraces. Una de las grandes ventajas de tener tantas hermanas, ¿verdad?

Así pues, por una parte esta semana hemos asistido a un fallido intento de huir de las redes de Rachel (Tatiana Maslany), que parece tenerlo todo tremendamente controlado. Sin embargo, como ya decimos, esta vez ha sido decisión de la propia Kira quedarse y el resto de la familia no ha tenido más que acatar la decisión. Sabemos, por supuesto, que harán lo indecible para protegerla. Puede que Rachel haya ganado una batalla, pero la guerra se sigue jugando en casa.

Por su parte, Cosima (Tatiana Maslany) parece ir adaptándose a su vida en esa enigmática ‘Isla del Dr. Moreau’, aunque al menos ya le hemos puesto cara al extraño gurú al que todos parecen adorar en ese lugar. El señor mantiene una extraña conversación con la científica (comentad vosotros mismos si habéis entendido la mitad de su diálogo, porque ha sido bastante críptico), y parece que el tratamiento de Cosima va viento en popa, pero esto es ‘Orphan Black’ y todos sabemos que las cosas se tuercen cuando menos te lo esperas… veremos.

Helena, hospitalizada tras su pequeño incidente en el bosque, desconfía no sin razón de todo y de todos, y protagoniza una salvaje escena en la que, algo asustada ante la amniocentesis que deben practicarle, no duda un instante en clavarla en toda la jeta la jeringuilla a la doctora. Desconocemos si esta mujer tenía algo que ver con Neolution o no, pero en este serie tendemos a sospechar de todo personaje nuevo que entra a escena. Al final consigue escapar, bata de hospital incluida, dejando a Donnie (Kristian Bruun) perplejo.

Y hablando de escenas salvajes, Ferdinand (James Frain) ha protagonizado uno de los momentos más brutales que posiblemente hemos visto en la serie, ya que ha pisoteado hasta la muerte, literalmente, a la pobre M.K (Tatiana Maslany), a la que nos alegrábamos de volver a ver. Un minuto de silencio por esta ‘sestra’. Su sacrificio… ¿ha sido en vano? Esperemos que no, que tenga un as bajo la manga. Al menos nos queda el consuelo de que Ferdinand es despedido, pero mala hierba nunca muere y seguramente volvamos a verle pronto.

Por último, comentar que echamos en falta más tiempo de Alison (Tatiana Maslany) en pantalla. Es necesaria, es vital, es excelente. Siempre aporta ese momento de distensión necesaria y es uno de los mejores personajes de la serie. Pero tranquilos, la semana que viene la veremos.

En definitiva, un episodio mucho mejor hilado que el anterior, donde las tramas van uniéndose y en el que la serie POR FIN toma la decisión de darle luz al personaje de Kira, que se lleva evitando todas las temporadas y no hay que olvidar que es parte vital de lo que ocurre.

Y a vosotros, ¿qué os parecido el episodio? ¿Queréis más tiempo en pantalla para Alison? ¿Qué creéis que hará Rachel con Kira? ¿Cómo avanzarán los acontecimientos para las demás hermanas? ¡A comentar!

 

Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!