Riverdale 2×21: Blood in the water

Riverdale 2×21: Blood in the water

Un impresionante capítulo de ‘Riverdale‘ nos deja con el corazón encogido esta semana. ¿Es posible que esa escena final sea lo que parecía ser? Tenemos que hablar de ello…

Noche de reyertas en Riverdale después de que la madre e Midge disparara a Fangs (Drew Ray Tanner), que finalmente ha muerto. Un poco sin pena ni gloria su muerte prácticamente pasa desapercibida por la cantidad de cosas que han pasado en el capítulo. Finalmente Hal Cooper (Lochlyn Munro) se descubre como el auténtico Black Hood, pero no el original. Ese fue su padre y, su madre, en un intento e proteger y esconder los crímenes cometidos, le lavó el cerebro para que recogiera el testigo cuando tuviera edad. Él mató (casi) todo el mundo, puesto que todavía no sabemos quién estuvo en casa de Archie (KJ Apa) amenazándole a él y a su padre mientras Hal estaba contando su origin story en la casa de los Cooper.

A pesar de que esta historia cojea de muchas maneras, nos ha dado la oportunidad de ver a una Cheryl (Madelaine Petsch) empoderada con su arco. Una de estas cosas que se sacan de la manga pero que nos encanta ver y que hace de la serie una mamarrachada de las buenas. Con su arma en la mano apoya a Jug (Cole Sprouse) en su rescate de Toni (Vanessa Morgan), a la que había secuestrado Penny (Brit Morgan). El personaje de Penny resulta profundamente desagradable, pero siempre da espacio para toda clase de giros inesperados. Aunque no es tan inesperado que esté trabajando para Hiram (Mark Consuelos) teniendo en cuenta que deben de contarse con los dedos de una manos los personajes que no están en las facturas del mafioso.

A solo un capítulo del final de temporada, este ha sido un magnífico expositor de lo que es esta serie, pero a niveles impresionantes. Violencia, oscuridad, falta de leyes, moralidad difusa y valentía pasando todos los límites de lo estúpido. Es decir, Jug realmente ha pedido a Hiram que le den una paliza, porque no sabemos en qué punto podría eso beneficiar al padre de Veronica (Camila Mendes). Más bien todo lo contrario. Sabemos que no está muerto, porque no pueden matar a semejante personaje, pero desde luego esto le convertirá en un martir de la dictadura de los Lodge y, quizás no sea la estocada definitiva, pero sin duda colaborará a acabar con su reinado.

También su familia parece haber girado ligeramente su veleta al ser atacadas por el hijo de aquel otro mafioso que Hiram mató hace ya varios capítulos. Veronica y Hermione (Marisol Nichols) se defienden como pueden y salen a salvo, pero el cadaver que lo limpie otro. Cuesta entender por qué Hermione está a las órdenes de su marido cuando hace algunas semanas se reveló que ella era la reina de la mafia, la que mandó a un hombre fingir que era el FBI para ver si Archie era un chivato.

¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo? ¿Compráis los vacíos legales de la serie o más bien os gustaría regalarlos? ¿Quién creéis que es el segundo Black Hood y cuáles son sus motivos? ¿Es posible que se trate de alguien contratado por Hiram? ¿Está vivo Jug no? Nos podemos ir a dormir tranquilamente esta noche sabiendo que volveremos a verle, ¿verdad?

¡Nos vemos pronto!

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!