The 100 4×12: Nothing is okay

The 100 4×12: Nothing is okay

Llegar al final de esta temporada es estar llegando a otro apocalipsis y cuanto menos tiempo queda más difícil se hace todo. Vamos a comentar uno de los capítulos más duros de la serie y a intentar analizar las decisiones tomadas, aunque como bien se dice en este episodio, nada está bien. 

La “ola de la muerte” está a escasísímas horas de barrer todo signo de vida humana para quien no esté en el bunker descubierto por Jaha (Isaiah Washington). Llevamos toda la temporada buscando soluciones para el desastre que se avecina y, aunque han encontrado una vía de escape un tanto decente, en esta serie siempre se las arreglan para tenernos en tensión hasta el final y sin saber ni siquiera de qué lado estamos. En el capítulo anterior era bastante fácil ponerse del lado de Bellamy (Bob Morley) y querer que lucharan por abrir el bunker a los amigos que se habían quedado fuera pero ahora vienen los arrepentimientos porque, ¿quién iba a imaginar que la gente se volvería loca cuando de repente les dicen que la mayoría de los que se suponían salvados van a morir?
La idea de la lotería con la que aparece Marcus (Henry Ian Cusick) no puede ser más ilusa y se veía venir que habría un alzamiento porque esto es el apocalipsis y nunca tuvo más sentido aquello de “tonto el último”. Lo que está claro es que nadie le quitará el premio al más hipócrita a Jaha, que después de haber instigado la revuelta se aúna con Kane para tomar una de las decisiones más terribles que hemos visto en la serie. Si ya es difícil elegir quién va a vivir y quién va a morir, gasear a toda tu gente para acabar con una situación complicada y que luego ya se despierten dentro o fuera del bunker resulta rastrero y un tanto estúpido. Aunque, pensándolo bien, tal vez los que queden fuera no se lleguen a despertar nunca y eso que se llevan.
En el mundo real lo más probable es que skaikru no hubiera llegado nunca a abrir esa puerta, o hubiera buscado la manera de que los amigos que habían quedado al otro lado entraran o, al menos, sobrevivieran. Pero como nada podría ser tan fácil como que nuestros protagonistas se quedaran en el bunker sanos y salvos, lo cual también nos daría una quinta temporada un tanto claustrofóbica, parece ser que volvemos al Arca, algo que puede ser de lo más interesante. Aquí también tenemos que rodar los ojos ya que hasta el momento en que se quedan sin trajes de seguridad a nadie se le ocurre que podrían haber convertido a más personas en nightbloods. Encontraron el bunker, pensaron que estaban todos salvados y solo cuando la propia Clarke se ve en peligro se acuerda de que es nightblood.
Es muy fácil opinar y hablar desde casa sabiendo que todo esto es ficción pero hay que decir que viéndose en esa situación en la vida real no hay decisión correcta, como ya nos han ido enseñando a lo largo de toda esta temporada. Para ser líder hay que admitir que te van a odiar por tomar decisiones que no van a gustar a todo el mundo pero que, objetivamente parecen lo mejor. ¿Hizo bien Clarke (Eliza Taylor) imponiéndose para que no se abriera el bunker? ¿Hizo bien Bellamy abriendo el bunker y originando el caos entre su gente? Evidentemente la serie se cuenta desde el punto de vista de skaikru por lo que nos sentimos más parte de este clan que de otros pero ciertamente utilizando el don de la empatía debemos decir que Kane, Bellamy y Octavia (Marie Avgeropoulos) han actuado de la forma más ética. Y esto significa que le pese a quien le pese los guionistas han conseguido creando unas reacciones realistas en las que nadie se alza como el héroe de todos porque eso no pasaría en la vida real.
Todavía nos queda un capítulo para ver cómo superan todos los personajes la ola y para intentar entender qué nos van a ofrecer de cara a la próxima temporada y es que seguramente encuentren cómo vivir en la Tierra al aire libre (¿nightblood?) porque de lo contrario lo que veríamos sería una especie de gran hermano y de bis de la temporada 1 solo que con algunos de los jóvenes en el espacio y el resto en tierra firme. Sin duda esto es una fuente de esperanzas para los fans de Bellarke porque habiendo tan pocas personas en el Arca y casi todas emparejadas es probable que entre estos dos se produzca un acercamiento.
Praimfaya está al llegar y la semana que viene más vale que todo el mundo esté protegido de la radiación pero mientras tanto podéis ver la promo del próximo episodio, aunque lo cierto es que genera más dudas que pistas. ¿Vosotros qué creéis que pasará finalmente? ¿Conseguirán llegar al Arca y pasar allí cinco años? ¿Llegarán a estar a salvo de Praimfaya pero solo el tiempo justo y luego volverán a la Tierra? ¿Se quedará Clarke en tierra mientras todas las personas que conoce están a salvo ya sea en un cohete o en el bunker? ¡Esperamos todos vuestros comentarios!

1 comment
Esther Sánchez
Esther Sánchez
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Monica

    Sí fue una decisión difícil y más porque Jaha como siempre quiso poner sus ideas en acción, sabiendo que causaría mucho caos. Ya veremos qué sucede cuando llegue el Praimfaya.