This is us 2×10 Midseason Finale: Decisiones difíciles

This is us 2×10 Midseason Finale: Decisiones difíciles

Esperábamos mucho de este episodio, que haría las veces de midseason finale para la segunda temporada de la serie. Estamos acostumbrado a que ‘This is us‘ nos de momentos ultra emocionantes, plot twists que nos dejen con los ojos abiertos de par en par y inundados por lágrimas. Por eso, este final hasta el 2018 nos ha sentado un poco asá.

Quiero decir, ha sido emocionante, y hemos llorado más de lo que hicimos con Kevin (Justin Hartley), que ya dijimos en el recap de su capítulo Number 1 que no nos había llegado al corazón. Es algo así como que Kevin crea sus propios problemas mientras que el resto de personajes son simplemente golpeados por una vida o unas circunstancias difíciles.

El segundo episodio de esta pequeña trilogía nos dejó ahogados en un mar de lágrimas por la increíble interpretación de Chris Sullivan en el papel de Toby. También por las escenas entre Rebecca (Mandy Moore) y Kate (Chrissy Metz).

¿Qué nos ha dado este tercer capítulo? Increíbles escenas nuevas entre Randall (Sterling K. Brown) y su padre, William (Ron Cephas Jones), y sobre todo la despedida entre Déjà (Lyric Ross) y sus padres de adopción después de que estos decidieran no arrebatarla de los brazos de su madre, por mucho que consideraran que estaban en derecho de hacerlo. Randall es sin duda nuestro personaje favorito en la serie porque su familia perfecta es a la vez tan imposible como preciosa y no podemos evitar enamorarnos de cada uno de ellos. Tanto padres como hijos son divertidos, tiernos, emotivos y sinceros, buenos actores, y sobre todo creíbles. Muy, muy creíbles.

Beth (Susan Kelechi Watson), incluso a pesar de que esta temporada la estamos viendo menos de lo que nos gustaría -¿un spin off para Randall y Beth, por favor?- consigue con cada una de sus escenas conquistar nuestros corazones con esa energía tan fuerte que tiene en pantalla. Es un personaje tan idílico y tan bien conseguido… ¡La familia de Randall nos hace felices!

Ha sido confuso volver a revivir, por tercera vez, el tiempo del accidente de Kevin en el pasado y el volver a ver a Kevin entrar en casa de Randall y recibir la noticia del aborto de Kate, sobre todo teniendo en cuenta que entre semana y semana hemos visto la historia de Kate y nos hemos salido por completo de el timeline. Pero, sobre todo, nos hemos quedado en shock al ver a Kevin conducir como un loco, ¿con qué intención? ¿El ir a ver a Kate? Nos hemos perdido… Y sin darse cuenta de que llevaba detrás a una de sus sobrinas sin cinturón…

¡Podría haber pasado algo horroroso!

Por suerte o por desgracia no ha habido que lamentar ninguna pérdida, aunque está claro que Kevin necesita una intervención que probablemente recibirá tras las navidades. Por cierto, ¿llegó a recuperar el collar de su padre?

¡Hasta 2018!

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!