This is us 2×18 Season Finale: Inhalar, Exhalar

This is us 2×18 Season Finale: Inhalar, Exhalar

Parece que fue ayer cuando los Pearson volvieron a nuestras pantallas y ya se ha terminado la segunda temporada. Ahora toca esperar hasta Septiembre pero primero, ¿comentamos el maravilloso finale que nos ha dejado?

El último episodio de ésta segunda temporada de ‘This is us’ se ha centrado en la boda de Kate (Chrissy Metz) y Toby (Chris Sullivan). Randall (Sterling K. Brown) y Kevin (Justin Hartley) son los encargados de hacer que este sea un día especial mientras Rebecca (Mandy Moore) intenta mantenerse el margen para no “estropear” el día de su hija. 

Como no podía ser de otro modo con Kate, quiere que todo lo que rodea este importante día esté relacionado con su padre Jack (Milo Ventimiglia) debido que él no puede estar ahí con ella. Para ello, su “algo viejo” será la antigua camiseta de Jack enganchada al vestido. Pero Toby olvida la camiseta en casa y esto hace que Kate entre en crisis, mientras Randall y Kevin intentan buscar alternativas. 

Kate decide entonces ir a la heladería a la que tantas veces hemos visto que iba con su padre para servir en su boda el helado favorito de Jack como “algo viejo”, pero la heladería ha cambiado de dueño y ya no tienen ese sabor. La vida ha continuado. Sus hermanos tienen la misma idea pero no llegan a tiempo a la heladería, Kate ya está de camino al bosque. En ese camino llama a su madre y le cuenta lo que ha estado soñando las últimas semanas, y las imágenes que en este capítulo han sustituido a los habituales ‘flashbacks’, cómo hubiese sido la renovación de votos de Jack y Rebecca si ese fatídico incendio nunca hubiese sucedido. Ver a Jack envejecido ha causado alguna lagrimilla, no vamos a mentir. Pero Toby no está en esos sueños porque todo el protagonismo lo tiene Jack. Gracias a esto Kate decide que debe dejar ir finalmente a su padre para poder tener una vida plena con su futuro marido y se deshace de las cenizas que ha estado manteniendo todo este tiempo.

Tras ser recogida por sus hermanos, que nunca han estado muy lejos de ella, se dirigen al lugar del enlace a poco menos de una hora para que este comience. Antes del “sí, quiero”, Kate y Rebecca también tienen su pequeño momento y la pequeña de los Pearson le confiesa a su madre que siempre quiso ser como ella. Tras la ceremonia llegan los brindis, momento que también promete ser emotivo en esta familia. Kevin insta a los demás miembros de la familia a dejar soltar el aire que llevan todo este tiempo manteniendo y, con ello, dejar ir la triste sombra de su padre. Y esto no quiere decir que se vayan a olvidar de él, ni mucho menos, pero ahora el recuerdo no pesará en sus vidas. 

Randall y Beth (Susan Kelechi Watson) pasan por un mal momento con Déjà (Lyric Ross) después de que su madre (Joy Brunson) decidiese terminar sus derechos parentales para que los Pearson adopten a la niña. A nadie le sentaría bien que su madre ya no quisiese ocuparse de ella, por mucho que fuese por su propio bien, y esto ha convertido a Déjà en una joven rebelde, borde y maleducada. Tras conocer a Zoe (Melanie Liburd), la prima de Beth, parece que se calma un poco y vuelve a ser la chica que nos enamoró a todos hasta que la madre de Toby (Wendie Malick) dice que es igual que su padre. Entonces desata toda esa rabia que ha tenido contenida y destroza el coche de sus padres de acogida con un bate. 

Ya que en este capítulo no hemos tenido ‘flashbacks’, el final del capítulo nos ha querido ofrecer unos cuantos ‘flashfowards’ en los que hemos podido ver la situación de los distintos hermanos en el futuro. A un año vista, Toby está totalmente sumido en una depresión mientras Kate intenta apoyarle y estar ahí para él. ¿Qué habrá podido pasar para que Toby, la persona más alegre de toda la familia, se encuentre en ese estado? Por su parte, parece que Kevin ha iniciado una relación con Zoe y juntos viajan a Vietnam mientras Kevin mira la foto de Jack y su hermano en el ejercito. ¿Irá a descubrir algo? ¿Puede ser que el hermano siga vivo? Lo que sabemos seguro es que conoceremos más de esta historia durante la tercera temporada de la serie. Si nos ponemos ya dentr de 10 años, vemos a Randall y a la adulta Tess (Iantha Richardson) reunirse para ir a visitar a alguien, aunque ninguno de los dos está preparado. ¿Quién será? La respuesta más obvia parece ser Déjà después de lo sucedido en este capítulo pero… ¿y si son Beth o Annie (Faithe Herman)? ¿Y cuál será la situación? Prisión, hospital, tumba… No queremos ni pensarlo, pero sin duda los creadores de esta magnífica serie saben cómo mantenernos al filo del sofá mientras no dejamos de llorar. 

Ha sido un magnífico cierre de temporada para una de las series revelación del año pasado, cuyo éxito se ha confirmado este año con la cantidad de premios que se ha llevado. ¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo? ¿Cuáles son vuestras teorías respecto al futuro de la familia Pearson? ¡Animaos a comentar con nosotros y hagamos esto un poco más llevadero hasta septiembre!

Raquel
Raquel
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!